Atlantic Company Formation



Guía de Sociedades Offshore


QUE SON LAS SOCIEDADES OFFSHORE

Son sociedades registradas en países de baja o nula fiscalidad que son utilizadas por particulares, empresas y estados desde hace más de 20 años para todo tipo de operaciones financieras y comerciales.

Hoy en día la demanda de las compañías Offshore ha experimentado un alto crecimiento, mejorando los servicios, su seguridad jurídica, respetabilidad, estabilidad y discreción, apareciendo nuevos centros financieros Offshore cada año en los lugares más inesperados del mundo compitiendo con los ya establecidos.

El uso de estas compañías no implica que se esté defraudando a Hacienda.
Defraudar significa ocultar ilegalmente los beneficios obtenidos, en cambio, evitar la carga de determinados impuestos es planificar las actividades mercantiles de una manera legal con el fin de reducir la carga fiscal.

Ésto, no sólo es legal, sino que está reconocido como derecho constitucional en varios países.

Si puede escoger entre utilizar, para sus transacciones internacionales, compañías de países que pagan un 45% de impuestos frente a un 4%, obviamente usaría la compañía más ventajosa.

 

PRÁCTICA

Utilizar paraísos fiscales de una manera conveniente consiste pues en, trasladar el hecho imponible a una zona más ventajosa, desplazándolo de zonas de alta fiscalidad a otra de baja o nula.

Por ejemplo una fábrica de bicicletas que está situada en una zona de alta fiscalidad decide empezar a distribuir sus productos por todo el mundo, si esta labor se desarrolla desde las oficinas de la fábrica, el hecho imponible se genera en la misma y tendría una gran carga impositiva.

Si por el contrario fabricación y distribución se separan en dos empresas, una que fabrica y la otra que distribuye desde una zona de baja o nula fiscalidad, los beneficios por distribución en todo el mundo crecerán libres de toda carga fiscal con lo cual se dispone de más fondos para ser reinvertidos en el negocio.

 

CONSULTING INTERNACIONAL

Veamos un ejemplo de una empresa de consulting internacional residente en España. Dependiendo de las circunstancias particulares de cada supuesto, es posible utilizar una compañía Offshore como vehículo titular de la actividad de consultoría. Toda transacción comercial debe ser firmada y ejecutada a través de la sociedad y no con el individuo que aparece como un empleado. La sociedad pagaría por todos los gastos del empleado: desplazamiento y aquellos necesarios para la realización de su trabajo.
El asesor empleado cobrará un sueldo de la sociedad Offshore que tributará en España.

Los ingresos que perciba la sociedad consultora Offshore se beneficiarán del trato fiscal favorable de la jurisdicción en la que esté registrada la sociedad.

 

PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO

La adquisición de propiedades através de una sociedad offshore garantiza la posesión de las mismas al margen de las posibles responsabilidades personales que el auténtico propietario pueda acumular durante su vida profesional o empresarial. Así mismo, sucesivas transmisiones se podrán llevar a cabo libres de impuestos.

 

CONFIDENCIALIDAD

Teniendo en cuenta la competencia en el mundo de los negocios, la habilidad para restringir el acceso de competidores a la verdadera situación financiera de su empresa puede significar la diferencia entre el éxito o el fracaso.

En ciertas circunstancias podría ser necesario enmascarar la identidad de los propietarios de una empresa. Desafortunadamente esa confidencialidad no es posible en la mayoría de países europeos sin embargo puede estar garantizada si se emplean sociedades domiciliadas en países como Bahamas, Panamá o Islas Vírgenes Británicas.

 

COMPAÑÍAS DUEÑAS DE PROPIEDADES

Barcos

Propiedades como barcos, bienes inmuebles o capitales obtienen significantes beneficios si se mantienen en nombre de sociedades de baja fiscalidad. Por ejemplo los buques se benefician de una regulación laboral más flexible y menor carga impositiva lo que ha llevado a países de alta fiscalidad, a no tener barcos registrados con su pabellón, aparte de los de la marina de guerra. Por otro lado países como Gibraltar, Liberia o Panamá tienen registradas las mayores flotas de buques de todo el mundo.

Inmuebles

Bienes inmuebles en nombre de una compañía Offshore no sólo garantizan una confidencialidad sino que la sociedad en cuestión tiene una duración ilimitada en el tiempo. La sociedad continua siendo la dueña de los activos al fallecer el dueño con lo que los hijos o herederos siguen administrando dichos bienes sin tener que pasar por procesos testamentarios, evitando de este modo, la consiguiente carga fiscal.

Propiedad intelectual

Patentes, Royalties y Marcas son eficientemente registrados en nombre de una compañía Offshore para reducir los impuestos sobre beneficios derivados de propiedad intelectual antes de que salgan a la luz.

Una vez hecho esto, la compañía puede vender la licencia de modo que los beneficios son atribuidos a la compañía Offshore que podrá recibir pagos por los derechos en un respetable banco en el centro financiero de un paraíso fiscal.

 

BANCOS Y FONDOS DE INVERSIONES INTERNACIONALES

Las ventajas de los centros financieros Offshore son inestimables para el inversor internacional.

Administrando los fondos de inversiones en nombre de compañías Offshore desde lugares como Liechtenstein o Suiza se obtiene un beneficio que ha crecido libre de todo impuesto sobre intereses y beneficios que se puede recuperar de vuelta o seguir invirtiendo.

La mayoría de bancos europeos tienen sucursales en estos centros como las Islas del Canal, Gibraltar e incluso en el Caribe y ofrecen desde allí unos productos financieros y servicios ahora equiparados a los ofrecidos por cualquier sucursal bancaria, como tarjetas de crédito, cheques, transferencias bancarias, cartas de créditos e incluso pólizas de seguros que se ofrecen a mejores intereses y libres de toda carga fiscal.

Existe un abanico de posibilidades ilimitadas y cada supuesto debe ser considerado con detenimiento, existen factores como Tratados Internacionales y métodos de estrategia fiscal que deben ser tenidos en cuenta. Recibir apropiado asesoramiento de expertos profesionales en la materia es siempre lo más prudente.

Para mayor información o asesoramiento contacte con nosotros donde sin compromiso podremos evaluar sus posibilidades así como proveerle y administrar estos servicios Offshore de paraísos fiscales así como otros servicios legales.


© 2002 Atlantic Comany Formation, S.L.
Toda la informacion contenida en estas paginas es meramente informativa, ACF no provee asesoramiento legal o fiscal alguno.
Es responsabilidad de cada cliente proveerse de apropiado asesoramiento legal o fiscal por profesionales habilitados para ello.